Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

ELECCIONES AL PARLAMENT: NO DESAPROVECHEMOS LA OPORTUNIDAD DE CAMBIAR. VALE LA PENA

Desde el 2010 llevamos 6 elecciones autonómicas, recibidas por muchos con ilusión menguante, especialmente la convocatoria actual, pues es difícil imaginar un cambio de rumbo que recupere para Cataluña la sensatez y la esperanza.

Además, resulta lacerante constatar la machacona obsesión de las instituciones locales por querer romper España y todo lo que no sea esto, no es prioritario.

La decadencia de Cataluña es innegable: las Inversiones no vienen, los proyectos se nos escapan, el goteo de empresas que cruzan el Ebro no se detiene y los recién graduados catalanes que van a trabajar a Madrid ya no son excepción.

Con evidente torpeza, seguimos oyendo decir que no hay que distraerse con detalles minúsculos, pues “solo falta un pequeño esfuerzo y lo recuperaremos todo con creces”.

El cuadro se completa con un PSC asumiendo el papel de conseguidor de votos no nacionalistas para ponerlos al servicio del nacionalismo y con un PP buscando, como alma en pena, al nacionalismo moderado con el que pactar .... que ya no existe, si es que alguna vez existió.

A pesar de esta situación tan decepcionante, en VOX creemos con firmeza que vale la pena seguir adelante.

Durante esta legislatura hemos visto como se elevaba en el Parlament la voz de Ignacio Garriga, cuestionando el marco narrativo de los partidos nacionalistas, planteando con valentía debates cruciales, como el de la inmigración masiva ilegal, la inseguridad, las catastróficas consecuencias de las políticas climáticas sobre el campo y la industria o la disparatada “ley trans” catalana.

Sí, vale la pena dar la batalla como hace VOX y demostrar a diario que el separatismo está desnudo por mucho que se envuelva con la “estelada”.