Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La oposición debe hacer propuestas, no limitarse a destruir.

En las dos últimas legislaturas el equipo de gobierno municipal tenía una mayoría suficiente para ejecutar los proyectos que deseaba. Las cosas han cambiado. Desde mayo del 2023 no hay una mayoría absoluta. Los 11 votos necesarios para aprobar cualquier medida, requiere de la participación de varios grupos.

La gobernabilidad precisa de un mayor entendimiento entre los partidos, lo cual es muy bueno y debe ser asumido por el equipo de Gobierno.

No obstante, la realidad es bien distinta, mostrándonos una falta de acuerdo, con reproches de falta de voluntad para negociar y consensuar.

VOX, que cuenta con dos concejales, dejando claro que nunca podrá llegar a acuerdos de tipo identitario con quien haga bandera de la separación de Cataluña del resto de España, asume sin ningún reparo la posibilidad de apoyar medidas que sean buenas para los vecinos.

No entraremos en el juego de cuanto peor, mejor y no prejuzgamos. Simplemente nos sentamos a dialogar con todos, incluido el equipo de Gobierno y decidimos con coherencia. 

El resultado es que influimos positivamente en muchas cuestiones importantes: desde la no subida de impuestos, el nuevo sistema de recogida de basuras, a la estabilidad de la empresa municipal de agua, pasando por aprobar partidas presupuestarias necesarias para que Sant Quirze funcione sin sobresaltos.

Seguiremos así y nuestra voluntad de construir no se verá afectada en función de quien gobierne en el Ayuntamiento. Si alguien quiere ser alternativa, debe presentar un proyecto de gobierno, que Vox estudiará, en lugar de limitarse a boicotearlo todo sin importar las consecuencias.